Endodoncia

Cuando las bacterias que se acumulan en la boca atraviesan la superficie del diente y llegan hasta el nervio, comienzan a aparecer dolores notables, inflamación y enrojecimiento.

El nervio dental y los vasos que le rodean se reducen y el interior del diente queda lleno de bacterias contra las cuales el organismo no puede luchar, ya que allí no llega la sangre. Cuando no ha existido una prevención y este problema se produce hay que ir a la consulta de un dentista para evitar problemas mayores que terminen destruyendo el diente por completo.

Si has empezado a notar dolor en las encías al masticar, beber, con el contacto con el frío o calor, o si notas hinchazón busca a un profesional que examine tu situación y pueda resolver tu problema. En caso de que estés buscando una clínica en la que realizarte una endodoncia en Ciudad Real, te informaremos sobre los diferentes tipos de tratamientos y sobre su procedimiento.

¿Qué es una endodoncia y en qué consiste?

La endodoncia es la extirpación total del nervio del diente, llamado pulpa. Se trata de un procedimiento mediante el cual se limpia el sistema de conductos radiculares, eliminando las bacterias y el tejido necrótico para dejar el conducto aséptico. Esta intervención se realiza sobre piezas dentales que sufren de caries profundas, o que han sufrido traumatismos, abrasión o erosión, los cuales han provocado la inflamación o destrucción de la pulpa.

La inflamación de la pulpa suele manifestarse con hinchazón, enrojecimiento y un dolor de intensidad variable y que puede darse frente al calor, frente al frío, al tomar ciertas posturas, al comer o al beber. El tipo de dolor que se sienta será lo que indique al profesional si la endodoncia es justo lo que se necesita para resolver el problema.

La endodoncia dental se realiza en diferentes fases:

Endodoncia

  1. Diagnóstico: Durante el diagnóstico el profesional realiza una serie de preguntas guiadas, a las que el paciente debe responder para saber cómo es el dolor que siente, dónde se localiza, cómo de intenso es, y si puede calmarse. Además, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y ver su anatomía.
  2. Anestesia: Previamente habiéndose asegurado de que no hay infección o inflamación en la pieza dental, se aplica la anestesia local, la cual solo afecta al diente y a su área.
  3. Apertura y aislamiento del diente: Se agujerea la corona del diente, en caso de los molares y premolares, o la parte trasera, en caso de los dientes anteriores, para acceder a la pulpa, extraerla y luego proceder a aislar el diente de todo el organismo.
  4. Conductometría e instrumentación: Se limpian los conductos para dejarlos limpios y sin rastro de bacterias.
  5. Obturación: Se restaura y sella el diente, cerrando así los conductos que se han limpiado y dejando la pieza totalmente insensibilizada. En algunos casos se coloca una varilla plástica para que sirva de soporte estructural.
  6. Colocación de una corona: Se coloca una corona al diente para devolverle su forma y aspecto natural, en el caso de que se trate de un diente permanente.
  7. Control: Se realiza una radiografía y el dentista verifica la efectividad de la operación. Posteriormente, se realiza un seguimiento que dura unas semanas o unos meses, dependiendo del caso y del profesional.

¿Qué tratamientos de endodoncia son más comunes?

Dependiendo de los conductos que haya que retirar o de la raiz del diente, se pueden distinguir diferentes tipos de endodoncia.

  1. Endodoncia unirradicular: Corresponde a los dientes premolares o anteriores con solo una raíz.
  2. Endodoncia birradicular: Corresponde a los premolares y molares que cuentan con dos conductos radiculares.
  3. Endodoncia multirradicular: Corresponde a los molares que disponen de dos o más raíces.

Tratamiento del dolor durante el proceso de una endodoncia

Tratamiento endodoncia

La endodoncia es una intervención que se realiza bajo los efectos de la anestesia local, por lo que el dolor no debería ser sentido por el paciente.

Objetivamente, al ser un procedimiento en el que se tocan directamente los nervios del diente para retirar y limpiar las zonas dañadas, es un proceso que provoca dolor, pero gracias a la anestesia no resulta molesto. En casos en los que el paciente sienta un dolor notable se puede aplicar una sedación local para paliarlo.

Por prevención, y dependiendo del caso concreto, el dentista puede recomendar y recetar medicamentos para evitar o minimizar las molestias, el dolor y la inflamación que puedan aparecer de forma posterior al proceso de endodoncia.

PIDE CITA
PIDE CITA