El 90% de la gente no sabe que puede reimplantarse un diente en caso de que se caiga

Los accidentes ocurren, y muchos de ellos pueden causar problemas en nuestra dentadura: golpes, tropezones, caídas… cualquier impacto puede hacer que nuestros dientes se resientan e incluso que se separen de la encía. Es raro que esto ocurra, pero no es imposible, y a este tipo de lesión se le denomina avulsión dental.

Entonces, ¿Qué podemos hacer? Si se nos cae un diente ¿lo hemos perdido para siempre? En absoluto.

El 90% por cierto de los españoles no sabe que el 80% de los dientes puede reimplantarse. El proceso de reimplantar un diente es totalmente posible, pero es necesario tomar medidas tan pronto como perdemos el diente.

Un ejemplo reciente es el de Diego Godín, jugador del Atlético de Madrid, cuyo diente no ha podido ser reimplantado tras un golpe debido a que no se siguieron las medidas necesarias para realizar este procedimiento con éxito.

Si quieres conocer qué es lo que tenemos que hacer en caso de que nos suceda algo así, sigue leyendo.

¿Qué puede causar la pérdida dental?

Los golpes en la boca son la principal causa de pérdida dental. Los adolescentes y niños son muy dados a sufrir este tipo de lesiones. A pesar de ser la franja de edad más afectada por estas lesiones, los responsables de actividades infantiles (como entrenadores o profesores) no conocen los protocolos de actuación ante estas situaciones.

“El conocimiento del protocolo de actuación resulta crucial y permite, en muchos casos, conservar el diente natural cuyas propiedades son inimitables. Empleando un símil, nadie se pone una prótesis de rodilla si existe la opción de conservar la funcionalidad de la articulación. El problema es que esta misma reflexión no la hacemos cuando se trata de nuestros dientes y algunos que se desechan, seguramente, podrían haber seguido cumplido su función durante muchos más años”, lamenta Miguel Miñana, presidente de la Asociación Española de Endodoncia.

La mayoría de nosotros ni siquiera es consciente de que ese mismo diente puede ser re-implantado en la boca, y desde AEDE defiende que se debería enseñar a cada vez más gente a lidiar con este problema. Podemos ver estas medidas como unos «primeros auxilios» frente a la avulsión.

Consecuencias de que se te caiga un diente.

Primero es importante entender que es lo que sucede en nuestra boca cuando sufrimos un traumatismo dental. De esta manera ver por qué es tan importante que tomemos medidas en cuanto se produce el golpe.

La parte más afectada tras una avulsión es lógicamente el sistema de fijación del diente, que se llama ligamento periodontal. La encía se resiente y atraviesa un proceso de inflamación y posterior cicatrización tras la separación del diente. Este proceso continúa al intentar reimplantar el diente y es lo más decisivo a la hora de pronosticar si el reimplante se podrá realizar con éxito o si, por el contrario, el diente no podrá volver a ocupar su lugar en nuestra dentadura.

El tejido interno del diente se denomina pulpa, es un tejido blando, bien vascularizado e inervado. Al darse la avulsión esta parte del diente sufre lesiones ya que pierde la continuidad con el ligamento periodontal que es el tejido que rodea la raíz: el tejido comienza a deteriorarse de manera rápida, llegando a producirse daños irreversibles.

El nivel de deterioro que sufre el ligamento periodontal tras el golpe es vital para determinar si el diente podrá reimplantarse, ya que todos estos tejidos son necesarios para el correcto funcionamiento del diente en nuestro cuerpo. La revascularización, o regeneración de vasos sanguíneos es especialmente crucial, dado que si este proceso falla se puede producir una infección y dar lugar al fracaso de la reimplantación.

Si todo va bien, se empezarán a observar procesos de la encía para reacomodar el diente, a través de un coágulo al principio y después por medio de fibras de colágeno. El colágeno es una proteína que el cuerpo emplea para cerrar heridas y formar cicatrices, y de nuevo hemos de recordar que una pérdida dental no es tan distinta de una herida en muchos aspectos.

Pasos a seguir, o recomendaciones, en caso de avulsión dental

Como ya hemos mencionado, evitar el deterioro del ligamento periodontal y de la pulpa es vital para el éxito del reimplante, y nosotros podemos ayudar a retrasarlo de varias maneras.

Una de las primeras cosas que hay que tener en mente es el tiempo que transcurre desde que perdemos el diente hasta que se reimplanta.

Cuanto más tiempo pase la encía sin posibilidad de unirse al diente y curar de forma adecuada, más deterioro se producirá en ella y más difícil será que el proceso tenga éxito. Hemos de localizar cuanto antes la clínica dental de confianza y acudir, a ser posible antes de una hora.

Para mejorar el pronóstico de reimplantar el diente, colocarlo de nuevo en su posición original es muy efectivo.

Si conseguimos reubicarlo, el proceso de regeneración será mucho más sencillo después y el cuerpo puede contar con la presencia del diente a la hora de intentar arreglar la situación (regeneración de tejidos, cicatrizado, infecciones y otros problemas a los que la encía responde de forma distinta sin la presencia del diente).

  1. Antes de tratar de recolocar el diente hay que recordar que el riesgo de infección es uno de los principales factores a la hora de determinar el éxito de un reimplante. Es por esto que resulta crucial lavarlo con agua o suero fisiológico, pero NUNCA usar jabón ni cepillar o frotar la raíz del diente. Podríamos dañar partes esenciales de ésta que juegan un papel vital en la recuperación del mismo, como las fibras del ligamento periodontal.
  2. Sabemos que no siempre es posible volver a colocar el diente en la encía. Si resulta muy difícil y no lo conseguimos por cualquier razón, es importante meterlo en un vaso de leche (a ser posible entera) para mejorar su conservación hasta que podamos llegar a la clínica dental. Si tampoco nos es posible esto último, llevar el diente dentro de la boca es lo más recomendable, siempre con cuidado de no tragarlo. Esto es porque la saliva ayuda a conservarlo.

Si has llegado a este artículo porque has sufrido algún traumatismo en un diente, o conoces a alguien en esta situación, no dudes en acercarte a nuestra Clínica Dental Dr Viso y te atenderemos rápidamente para buscar la solución a tu medida.

 

PIDE CITA
PIDE CITA