Cepillo eléctrico vs cepillo manual ¿cuál es mejor?

Un buen cepillo de dientes es fundamental en la higiene de todos. Cepillarse los dientes después de cada comida es la base principal para una buena higiene bucal. Aunque parezca un tópico es la realidad ya que, en caso contrario, la placa bacteriana se acumula y da lugar a caries, infecciones en las encías, halitosis, entre otras afecciones.

Ahora llega la gran pregunta ¿es mejor cepillarse con un cepillo eléctrico o con uno manual? La realidad es que cada uno de ellos presenta ventajas similares. Va a depender de cada persona y de cada cepillado.

Es igual de bueno usar uno eléctrico o el manual de toda la vida si se hace correctamente. Aunque con matices. Veamos:

cual es el mejor tipo de cepillo de dientes

Ventajas del cepillo manual

Antes de saber en qué circunstancias es más recomendable usar un cepillo manual, tienes que saber que existen cepillos para todos los gustos. El dentista debe de ser el encargado de orientarte sobre el más conveniente para ti. Básicamente, tienes que tener en cuenta:

  • El tamaño de la cabeza del cepillo. Tiene que llegar fácilmente a todos los rincones de la boca.
  • La dureza de las cerdas del cepillo. No son recomendables los cepillos de cerdas duras.
  • En el diseño del cepillo. Se recomienda que sea un poco curvado y ergonómico.

No a todo el mundo le gusta el cepillo eléctrico. Los manuales son más baratos y fáciles de transportar. Si en algún momento te lo olvidas puedes comprarlo fácilmente sin un gran desembolso. A veces no es solo cuestión de gustos, existen determinadas circunstancias en las que el cepillo manual es mucho más recomendable:

  • Después de una cirugía. Cuando te has sometido a una operación y existen puntos de sutura o zonas sensibles, un cepillo manual con cerdas suaves o ultrasuaves es el más recomendado. Permite un cepillado más suave, puedes controlar mejor la velocidad y la intensidad.
  • Para personas con ortodoncia. Los cepillos eléctricos pueden engancharse y desprender o romper algún bracket o alambre. Será el dentista el que de las pautas de cómo utilizar el cepillo manual.
  • Para los niños. Cuando estamos enseñando a los más pequeños la importancia de la higiene bucodental, así como la técnicas de cepillado siempre se hace con uno manual. Es más fácil que adopten las rutinas y además, existen muchos más modelos y opciones para sus manos y bocas.

Ventajas de un cepillo eléctrico

El uso del cepillo eléctrico supuso un cambio en la forma de cepillarse los dientes, además del tiempo dedicado a la higiene. Está comprobado que las personas que utilizan cepillo eléctrico pasan más tiempo cepillándose los dientes. Están más concentrados y prestan mayor atención a llegar a todos los rincones de la boca. Inconscientemente se cepillan mejor los dientes.

Muchos cepillos, depende del modelo, tienen un mecanismo de control de presión, por lo que se produce menos abrasión en la superficie de los dientes y menor trauma por cepillado en la encía, evitando las recesiones gingivales por trauma. Para las personas con limitaciones en las manos o en los dedos son los cepillos recomendados ya que no necesitan tanta destreza técnica para una limpieza correcta.

Algunos modelos tienen un controlador del tiempo que permite monitorizar los minutos de cepillado. Para mantener los dientes sanos el cepillado debe de ser de al menos dos minutos, tanto en cepillo eléctrico como manual. Los más eficaces son los que tienen un movimiento oscilante-rotatorio. Además de girar, el cepillo va cambiando la posición sobre el diente, esto permite que llegue a rincones importantes, como la separación entre diente y encía.

Los hay con batería recargable y los que usan pilas desechables. Nosotros recomendamos los de batería por varias razones:

  • Siempre están recargados por lo que la potencia en cada uso es la máxima. Con la pila desechable la potencia disminuye conforme se gasta la pila.
  • A la larga te sale más barato el recargable porque no tienes que gastar en pilas.
  • Mucha gente deja de usar el cepillo a pilas porque se olvida de comprarlas y al final lo dejan de lado.
  • Disminuyes la contaminación del medio ambiente por no generar residuos tan contaminantes como las pilas.

¿Es mejor el cepillo eléctrico o el manual?

Como ya has podido leer no existe un cepillo mejor que otro, depende de las necesidades y circunstancias de cada persona. A veces es cuestión de gustos, otras de necesidad. Lo que sí es importante, utilices el cepillo que utilices, visitar al dentista y que tengas en consideración sus recomendaciones.

  • Cepillarse después de cada comida o al menos dos veces al día concienzudamente y con pasta fluorada para prevenir las caries.
  • Cambiar el cepillo cada dos o tres meses. En el caso de cepillos con las cerdas suaves el tiempo puede disminuir. En el caso de los eléctricos es importante que sepas las recomendaciones de cada fabricante.
  • Seguir un orden específico a la hora de cepillarse para no dejarnos dientes sin cepillar. No olvidarse de las encías, lengua y paladar.
  • Utiliza seda dental y cepillos interdentales, siempre hay zonas donde el cepillo, sea eléctrico o manual, no llega.

En la clínica del Dr Viso te enseñamos las diferentes técnicas de cepillado y te aconsejaremos qué cepillo es el más recomendable para ti. Pide cita y estaremos encantados de atenderte.

 

 

PIDE CITA
PIDE CITA