¿Una sonrisa perfecta al instante? Es posible con las carillas de composite

Las carillas dentales son uno de los tratamientos de odontología estética que más nos demandan nuestros pacientes. Consiguen modificar tu sonrisa mejorando la apariencia de tus dientes, pero siempre desde un punto de vista natural.

Es una técnica poco invasiva que permite al paciente, en un plazo máximo de un mes, poder lucir una boca más bonita, aumentando notablemente el autoestima de las personas. Es un tratamiento que se ha hecho muy popular por sus beneficios y resultados.

Aunque parece sencillo, detrás de esta técnica hay muchas horas de estudio personalizado de cada caso por parte de nuestros expertos, y el procedimiento a seguir se cuida hasta al más mínimo detalle ya que, de lo contrario, el resultado no quedaría tan natural. Esto último es nuestro principal objetivo.

Existen diferentes tipos de carillas, vamos a analizar las de composite, ¿qué son? o ¿cuándo se recomiendan?, entre otras cuestiones.

carillas de composite

¿Qué son las carillas de composite?

Se trata de una fina capa de resina biocompatible que se adhiere al diente. El procedimiento consiste en un recubrimiento estético de la parte visible de los dientes.

Sirve para mejorar el color, la forma, el tamaño y la posición de las piezas dentales de una manera no invasiva. Gracias a las carillas de resina se pueden corregir malformaciones de los dientes, espacios entre ellos, color poco estético, rotura, etc.

Es recomendable que este tipo de tratamiento estético sea llevado a cabo siempre por un profesional especializado para ello, como lo es el Dr. Emilio Viso, el cual será la persona encargada de llevar tu caso personalmente. Se trata de un trabajo manual muy preciso y detallado y del que se requiere un estudio previo del paciente, de su cara y la forma de su dentadura, para que estéticamente el resultado sea perfecto.

¿Cómo se colocan las carillas de composite?

La colocación de las carillas de composite es una tarea relativamente fácil e indolora.

En una primera visita se realiza un estudio de cada paciente, su necesidad y lo  que quiere conseguir con la colocación de las carillas. Le enseñaremos los diferentes tipos que existen, el color y definiremos la forma, tamaño y posición de las carillas en función de su rostro.

El siguiente paso es preparar los dientes, si hace falta o no el pulido mínimo de éstos, y se toman las medidas.

Dependiendo de cada caso, existen dos tipos de técnicas para la colocación de las formas, la técnica directa y la técnica indirecta. Ambas, tras haber realizado el diagnóstico previo al tratamiento.

  • La técnica directa. Las carillas de composite son colocadas directamente en el diente del paciente. La fabricación se hace en la misma clínica, y antes de la colocación se hace una valoración de si es necesario o no el recontorneado estético del diente. En caso necesario del tallado, se coloca la resina en finas capas. Todo el proceso se realiza en nuestra clínica.
  • La técnica indirecta. En este caso, la fabricación de las carillas se lleva a cabo en un laboratorio. Igualmente se valora o no la necesidad de un recontorneado estético, y una vez terminado se toman impresiones para hacer un molde de la boca. Las carillas son hechas en el laboratorio, totalmente personalizadas.El odontólogo les indica el diseño según el estudio y diagnóstico que ha realizado.

Normalmente solemos usar la técnica directa y colocar las carillas in situ en la clínica, pero valoramos los casos más complicados y, si es necesario, aplicamos la técnica indirecta.

¿Qué diferencia hay con otro tipo de carillas?

Las carillas de composite y las de porcelana son los dos tipos de carilla más utilizadas. Hay pacientes que se declinan por las de composite por tener un precio un poco inferior o bien por las de porcelanas por pensar que son de mejor calidad y mayor duración.

La realidad es que depende de cada caso. En la clínica del Dr. Viso hacemos un estudio para determinar qué tipo de carillas es mejor para cada paciente ya que no existe una por encima de otra, cada una cumple una determinada función.

Las carillas de composite son recomendables en casos sencillos, en los que la corrección se hace prácticamente en un solo diente o bien las modificaciones en el diente son mínimas.

Cuando se termina un tratamiento de ortodoncia a veces hay que hacer algún pequeño retoque estético, en este caso este tipo de estética dental con este tipo de materiales es lo más recomendable ya que con la resina se consigue un color prácticamente igual al de los dientes naturales y reducimos considerablemente el tiempo y el coste de tratamiento.

En caso de niños o adolescentes, también es recomendable las carillas de composite ya que es un material que se retira mucho mejor que las de porcelana. Si en el futuro optan por retirarlas para colocar otras, será mucho más fácil.

Las carillas de composite son más económicas, fáciles de reparar ya que se hace en la misma clínica, se colocan de forma rápida, en una sesión y es un material que se adapta muy bien en color con tus dientes naturales.

¿Qué precio tienen las carillas de  composite?

El precio de estas carillas dentales depende del número de piezas que quieras retocar. En nuestra clínica siempre estudiamos cada caso particular y nuestros especialistas valoran qué es lo mejor para tu boca, teniendo en cuenta tus necesidades y la situación de cada paciente.

Tener una bonita sonrisa es fundamental para sentirse seguro, mejora notablemente la estética de la persona y por lo tanto la autoestima. Pero se tiene la falsa creencia que son tratamientos al alcance de pocos.

En nuestra clínica creemos que todos merecemos una sonrisa bonita y que la estética dental además mejora la salud, el autoestima y la confianza en uno mismo. Por ello contamos con un plan de financiación a medida para que puedas pagar el tratamiento de forma fácil y cómoda.

Ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información que necesitas sin compromiso. Pide cita.

PIDE CITA