El bruxismo y su estrecha relación con el estrés o ansiedad

El bruxismo es una parafunción que consiste en rechinar los dientes de forma involuntaria, o apretarlos con fuerza.

Es un problema que puede afectar a cualquiera, aunque hay personas más o menos susceptibles. El estrés, la ansiedad y ciertos fármacos son algunos desencadenantes, entre otros.

Muchas personas padecen de bruxismo y no son conscientes, o no lo consideran un problema al no relacionarlo con las diversas molestias que genera.

En este artículo te explicamos qué es, y por qué deberías consultar con un especialista si lo estás padeciendo.

¿Qué te está diciendo el bruxismo de tu estado mental?

bruxismo y ansiedad

Las temporadas duras en el trabajo, los problemas personales o las circunstancias de incertidumbre pueden generar grandes cargas de estrés en cualquiera de nosotros, que están directamente asociadas con el bruxismo.

Algunas adicciones, como al tabaco o el alcohol, pueden favorecer también la aparición del bruxismo, por lo que si últimamente hemos estado consumiendo estas sustancias en exceso, reducir su uso e incluso abstenerse del mismo siempre será beneficioso.

¿Cómo sé si padezco bruxismo? ¿Y en ese caso, qué puedo hacer al respecto?

Diagnóstico del bruxismo:

El bruxismo no siempre tiene síntomas claros. De hecho, es relativamente común que las personas que lo padecen no sean conscientes de ello, pero hay algunas señales a las que debemos estar atentos en temporadas de estrés o ansiedad.

  • Uno de los síntomas más característicos relacionadas con el bruxismo son los dolores en zonas localizadas. La mandíbula es una de las más comunes, pero también podemos experimentar dolor facial generalizado, de oído e incluso de cabeza y cuello debido a la tensión que el bruxismo genera en algunas partes de nuestro cuerpo.
  • Otra característica del bruxismo fácilmente identificable es el sonido que causan los dientes al contactar entre sí. Es probable que algún familiar o conocido nos mencione este hecho.
  • La abrasión y abfracción de los dientes o simplemente el ligero aplanamiento de los bordes también podrían indicar un problema de bruxismo, dado que dichos daños en los dientes son típicos de este problema.
  • Los trastornos alimenticios no son infrecuentes, ya que si el bruxismo ha producido hipersensibilidad dental, podemos asociar las comidas a una experiencia desagradable y dolorosa al masticar.

Cómo tratar el bruxismo:

Sin embargo, hay múltiples soluciones para el bruxismo. La mayoría de ellas no son invasivas en absoluto, y suelen resultar muy eficaces.

Una de las maneras más efectivas de actuar sobre el bruxismo es afrontar la causa directamente, es decir: El estrés, o el problema de ansiedad. Existen múltiples maneras de hacerlo y la mayoría dependerán de las características de nuestro problema. Si se trata de una mala racha o un problema puntual, es bueno que aprendamos a gestionarnos para afrontarla de una manera más sana.

Esto puede hacerse con técnicas de meditación, realizando ejercicio o empleando actividades que puedan ayudarnos a gestionar ese estrés.

Visitar a un psicólogo o especialista nos garantizará que estamos gestionando nuestro estrés y emociones de forma adecuada.

También es posible actuar sobre las consecuencias del bruxismo: Uno de los métodos principales para evitar el desgaste dental es el uso de una férula de descarga.

La férula de descarga es una pequeña pieza de resina que protege la dentadura, recibiendo la fricción y evitando que esta se transmita a los dientes. Es una solución sencilla, y diseñada de forma que no solo proteja la dentadura, sino que también alivie la tensión que el bruxismo transmite a la mandíbula (dolor en la mandíbula, en la cara, dolor de cabeza…)

Es importante el desarrollo de una férula a medida y obtener asesoramiento profesional. En nuestra clínica disponemos de un servicio personalizado para ayudarte en el diseño de tu tratamiento además de asesorarte con cualquier otra duda o necesidad que puedas tener.

Y tú ¿conoces a alguien con estos síntomas? ¿Has notado tensión en la mandíbula, o dolores que no sabes a qué asociar? Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda, y te animamos a contactar con nuestra clínica.

PIDE CITA
PIDE CITA